La selección de Uzbekistán quedó eliminada en la tanda de penaltis (4-2) de los octavos de final de la copa asiática. La actuación del portero australiano Mat Ryan fue decisivo, al detener 2 lanzamientos desde el punto de penalti.

El equipo de Héctor Cúper fue una de las sorpresas durante la fase de grupos, realizando muy buenos partidos ante Omán y Turkmenistán y peleando ante un rival de mayor entidad como es la selección de Japón.